miércoles, 2 de febrero de 2011

Pallatanga


Pallatanga se encuentra ubicado al suroeste de la provincia de Chimborazo, su altitud va desde los 1200 hasta los 1462m.s.n.m., su temperatura promedio es 19ºC. y posee una precipitación anual que fluctúa entre los 1000 y 2000mmLa cascada El Dorado se halla apenas a 13 minutos de la cabecera cantonal recorriendo la carretera Panamericana, esta cascada toma su nombre debido a un mineral que resalta esta tonalidad en la cascada tiene dos saltos el primero de 2,5 metros y el segundo mas grande de 13 metros el agua es cristalina y la cascada no posee una fuerte corriente grande lo que permite bañarse en la cascada.
En el sector de Chazazal se hallan dos caídas de agua que tienen el mismo nombre el primero se halla a una distancia de 500 metros aproximadamente del inicio del sendero con una dimensión de 15 metros por 2 de ancho, y la otra caída es a 1 km, Del inicio del sendero esta tiene una caída de 13 metros y 1 metro de ancho, las cascadas son de poco caudal.
Las cinco cascadas se hallan a 5 Km. de la Hostería El Pedregal tomando un camino de segundo orden el acceso es fácil, esta cascada consta de cinco caídas de agua la primera es de 4 metros la segunda de 2 metros la tercera de un metro la cuarta de 6 metros y la ultima de 10 metros actualmente se están construyendo un sendero para acceder hasta la primera caída de agua.
 Un poco de mi historia ahí…
Con  un overol azul y un casco negro mi cara reflejaba el miedo, pues era la primera vez que hacia  parapente, pero lo supere rápido para escuchar con atención las indicaciones de Jorge Mora el guía : “La vestimenta lo protegerá del frío y el casco de una posible caída brusca al aterrizar”.
cargar una especie de mochila en mi espalda, una vez en el aire debia hacer los brazos hacia atrás, coger los cinturones que rodean mis piernas y sentarme en una especie de silla que está dentro de la mochila, según me explico Jorge Mora, quien lleva seis años  practicando esta disciplina.
De pronto, el viento nos arrastra junto con la tela de las alas del parapente y Mora grita ¡corre! ¡corre! Ambos bajabamos la colina rápidamente y enseguida estábamos volando sobre los campos, haciendas, piscinas de tilapia y montañas que conforman el paisaje de Pallatanga
Luego de ocho minutos de vuelo aterrizamos en un campo verde, cerca del mirador Balazul desde donde nos lanzamos. Con una sonrisa que no me cabia en el rostro, relate  que caimos de pie,  sin mayores problemas,  que “lo único pesado es la recogida del equipo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario